Cerrar
CONACYT

Desde Infotec

Rebeldía y matemáticas

Por: Dra. Magali Arellano, Investigadora del Laboratorio Nacional de Internet del Futuro, Infotec

 

Mientras caminaba por los pasillos del Museo dedicado a Leonora Carrington en la ciudad de San Luis Potosí me topé con esta frase en uno de los muros:
“No tuve tiempo de ser la musa de nadie… Estaba demasiado ocupada rebelándome contra mi familia y aprendiendo a ser una artista.”
— Leonora Carrington

Esto me trajo a la cabeza el evento en el que participé en la ciudad un día antes: el “Segundo Encuentro de Mujeres Matemáticas Mexicanas”, este evento no sé ha realizado cada año pues supone un gran reto de organización. Aún existe renuencia a eventos dónde las mujeres nos reunamos a platicar de nuestro trabajo ¿Para qué se reúnen? ¿Qué hacen? ¿Por qué solo mujeres? Esas fueron algunas de las preguntas que escuché cuando comenzó la promoción del evento, cabe señalar que no estaba prohibida la participación del género masculino, hubo hombres dentro del comité de organización y en el equipo de logística, incluso en la convocatoria se especificaba que no había restricción de género para la participación.

Este evento fue una oportunidad de dar a conocer el trabajo de mujeres que se dedican al área y poder abrir el panorama a la juventud de lo amplia que es la aplicación de los conocimientos en matemáticas y contribuir a derribar los mitos que los rodean. En la actualidad la cantidad de matemáticas en el contenido curricular de una carrera, es un factor importante para la elección, es más usual escoger una carrera que no contenga “tantas” matemáticas, porque se cree que son más fáciles.

El día de la inauguración del evento había mucha expectativa sobre las ponencias y mesas redondas, en el público predominaban las estudiantes de la UASLP. Las ponentes pusimos nuestro mejor esfuerzo por presentar nuestro trabajo y aterrizarlo, aunque a veces con las matemáticas puras no es una misión fácil de cumplir, en el caso de las que somos del área de aplicación es un poco más sencillo decir que hicimos, aunque el cómo siga siendo un poco misterioso.

Eventos de este corte son necesarios para ayudar a visibilizar el trabajo profesional de las mujeres científicas, mostrar a la juventud que ahí estamos desde hace años y trabajamos en lo que nos apasiona, que a pesar de las batallas individuales que luchamos cotidianamente, estamos ampliando el camino que nuestras antecesoras abrieron.

De manera personal, para mí ha sido una misión que acepté desde el momento que tuve a mi primera alumna, quisiera o no, yo sería parte de su referente, por lo menos en mis estudios de licenciatura y posgrado solo tuve 3 profesoras, que fueron un ejemplo viviente de que si seguía estudiando, en un futuro podría dedicar mi vida a hacer ciencia. 

Retomando la frase de Leonora Carrington, sobre la renuencia de ser musa; las musas fueron figuras femeninas pasivas que causaban inspiración a los grandes artistas, cosa que a Carrington le parecía humillante. En la actualidad, la figura femenina sale de la pasividad y retoma con fuerza el protagonismo en muchos aspectos de la ciencia y el arte, se le ha llamado “La rebelión de las musas”. Reflexiono sobre el público del evento y concluyo que todos hemos necesitado una buena cantidad de rebeldía para desafiar a los mitos que rodean a las matemáticas y sobre todo para adoptarlas como forma de vida.

Datos de contacto

Área de Comunicación Social - Tel: 5624 2800 ext. 2503 - infotecomunica@infotec.mx