Cerrar
CONACYT

Infotec en los medios

Tecnología para la lluvia

Fuente: Más por más | Publicado: 04/07/2017

Por: Diana Delgado

 

Saber si en tu colonia caerá un chubasco o filtrar el agua para aprovecharla ya es posible
en algunos puntos de la CDMX
.

En dos días, la capital se volvió un caos. Los chubascos que cayeron la semana pasada inundaron zonas como Polanco, Chapultepec, Reforma, Roma y Condesa; además de las colonias del oriente y del norte.

La cantidad de agua que cae en cada tormenta se enfrenta a un viejo y conocido obstáculo: el drenaje. Datos del Sistema de Aguas de la CDMX (Sacmex) indican que las tuberías de la capital están hechas para soportar tan solo 30 litros por metro cuadrado, y esa insuficiencia se hace evidente en tiempos de aguaceros con viviendas y automóviles dañados, y mobiliario urbano destruido por las inundaciones.

“Si tomamos en cuenta que el sistema de drenaje supera los 50 años y a eso le agregamos la basura que dejamos en las calles, tenemos una capital que cada año recuerda su vocación histórica y se llena de ríos y lagos”, señala Emanuel Alcántara, especialista en urbanismo.

Por eso, el gobierno de la CDMX, las delegaciones y los ciudadanos han creado alternativas para sobrevivir a las lluvias. Algunas ya se implementaron, mientras que otras pronto saldrán a la luz.

Antes de la tempestad

La delegación Iztapalapa es una de las más afectadas por las lluvias debido a su alta densidad poblacional. Para reducir las pérdidas materiales a causa de las inundaciones, la demarcación ideó un sistema de microalertamiento basado en datos del Servicio Meteorológico Nacional, de la NASA y de la Comisión Nacional del Agua.

De acuerdo con el director de Protección Civil de Iztapalapa, Luis Eduardo Pérez-Ortiz, el sistema cuenta con cinco alertas que se emiten por redes sociales y grupos de WhatsApp vecinales. Su objetivo es que las personas se enteren que se acerca la lluvia y puedan tomar medidas preventivas.

“La primera alerta es azul que prevé lluvia en 12 horas. En ese momento, la delegación se asegura de tener equipo y brigadas listas y a la población se le pide retirar la basura de sus calles. La alerta verde se emite tres horas antes de la lluvia y se prepara el personal de los cárcamos. La amarilla avisa una hora antes y pide a la población estar al pendiente”, cuenta Pérez-Ortiz.

Cuando la lluvia comienza y se empiezan a elevar los niveles, se activa la alerta naranja, las bombas y un protocolo de atención. Por último, la alerta roja exige a la población esperar avisos de las autoridades.

Este sistema ha logrado reducir las afectaciones en un 40% y, tan solo en la primera inundación, se ahorraron 13 millones de pesos en apoyos, en comparación con siniestros anteriores.

Lluvia para beber

Un estudiante mexicano egresado de la Escuela de Diseño de Rhode Island, en Estados Unidos, desarrolló un sistema de captación de agua de lluvia para viviendas que se ha implementado en la CDMX y en 16 estados.

“El sistema se llama Tlaloque en honor al dios de la lluvia y está formado por un filtro de acero y un separador autolimpiable de aguas. La estructura elimina entre 60 y 80% de los contaminantes antes de que el líquido entre a la cisterna. Se complementa con un sistema de desinfección y otro de potabilización”, dijo a la Agencia Conacyt, Enrique Lomnitz, creador del proyecto.

En la capital hay 300 dispositivos instalados en Tláhuac, Xochimilco, Milpa Alta, Magdalena Contreras, Cuajimalpa e Iztapalapa, y en algunos comedores comunitarios.

Cuando el agua sube de tono

Otras creaciones chilangas para combatir la lluvia son los costales de hidrogel —un material similar al de los pañales que se activa con el agua y absorbe el líquido de las anegaciones—. Estos se colocan en escalones altos para entrar a un domicilio, compuertas a nivel de piso, válvulas para cerrar el drenaje y tuberías de PVC que van de los hogares a las calles. Estos equipos son usados sobre todo en las colonias Vicente Guerrero, Santa Martha Acatitla o Ejército Oriente.

Lo que se avecina

El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, aseguró que entregaría equipo a los policías de la CDMX para retirar basura de las coladeras ante las alertas de tormentas, pues, dijo, los uniformados “son los primeros en llegar”. Se trata de una garra y rastrillo con los que se podrá sacar la basura que tapa los drenajes. Aunque no se ha entregado dicho equipamiento, no se descarta que lo haga en cualquier momento.

También se trabaja en una app desarrollada por el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec) que podrá medir la cantidad de lluvia en la CDMX por zonas y por intensidad de precipitación. La idea es que, a través de plataformas como Google Maps, los peatones y los conductores sepan si hay algún encharcamiento o lluvia intensa durante su trayecto y puedan tomar precauciones. Este sistema está en fase piloto.

Pero no todo se encuentra en las manos de la tecnología. “La gente sabe qué hacer si llueve mucho: suben los muebles, destapan las coladeras y utilizan jergas para cubrir puertas y ventanas. Lo que no se ha combatido con innovaciones es no tirar basura en las calles. Entender eso reduciría los daños a la mitad”, concluye el urbanista.

En cifras: 

  • 119 milímetros de precipitación tuvo la lluvia más intensa de la CDMX en los últimos años.
  • 20 millones de pesos se invertirán para contrarrestar la temporada de lluvias 2017.
  • 9 vialidades han resultado afectadas por los aguaceros, entre ellas, Reforma y Tlalpan.

 

Fuente: Más por más

Datos de contacto

Área de Comunicación Social - Tel: 5624 2800 ext. 2503 - infotecomunica@infotec.mx