Cerrar
CONACYT

Desde Infotec

Tecnologías de Información y Comunicación en la Administración Pública: conceptos, enfoques, aplicaciones y resultados

tic(septiembre 14, 2017)
Dr. Juan Carlos Téllez Mosqueda, Infotec

1. Reconocimiento

Quiero agradecer en primer lugar a los diferentes autores, diecinueve en total, por el esfuerzo realizado para conformar este trabajo colectivo que ayudará al estudio del gobierno digital de Iberoamérica.

En segundo lugar, al esfuerzo de los editores especialistas que me acompañaron e hicieron posible dar luz a este libro (Ramón Gil e Ignacio Criado). Ambos viejos conocidos de este Centro Público de Investigación. El primero participó en los pioneros esfuerzos de investigación que se desarrollaron a finales de la década pasada, y el segundo por colaboración con nuestros investigadores en el campo del derecho de las Tecnologías de la Información.

En tercer lugar, a Patricia Ávila por haber creído en la importancia de impulsar un sello editorial propio y hacer posible su instrumentación. Y por supuesto a Sergio Carrera, por su apoyo y exigencia que permitieron concentrar la visión e idea de crearlo cuando llegamos a Infotec en 2011. Ahora las siguientes producciones editoriales recaerán en el esfuerzo de Valentino Morales. Con esta presentación del Fondo Editorial Infotec 2017 concluye la primera era.

Cabe destacar que a la fecha se han editado 37 libros, amén de siete cuadernos de trabajo, y la producción científica que ha sido publicada en otros medios y sellos editoriales nacionales e internacionales alcanzó la cifra de 194 trabajos entre 2011-2016.

2. Estructura, temas e hilo conductor

El libro tiene una estructura de cuatro grandes temáticas:

  • El primer tema reúne dos capítulos que tienen un carácter introductorio, y de enfoques y métodos de estudio de las TIC.
  • El segundo tema presenta once capítulos de experiencias, con diversos temas específicos: los estudios sobre conceptos y teorías en materia de TIC, las políticas nacionales de gobierno electrónico, la inclusión digital, los portales web, la transparencia administrativa y apertura de la información pública, el gobierno abierto, los procesos y políticas públicas digitales, la participación ciudadana, las redes sociales, las relaciones interorganizacionales y la colaboración, la seguridad electrónica y las ciudades inteligentes.
  • El tercer tema integra los estudios de caso en dos capítulos, con dos temas específicos: el uso de los medios sociales en el marketing social y el gobierno abierto en América Latina.
  • El cuarto tema, con un capítulo final, presenta las conclusiones del trabajo colectivo y los temas de futuros estudios.

Para darle coherencia, la obra se integró con una estructura homologable, cada capítulo presenta: introducción al tema; desarrollo teórico, conceptual y analítico; presentación de experiencias y casos; y finalmente las conclusiones. Todos presentan, de manera didáctica, preguntas, guías y algunas definiciones sobre conceptos clave. Por supuesto, incluyen referencias bibliográficas.

3. Propósito y alcances de la obra

Este libro nace de la idea de disponer de un contenido actualizado y accesible que permita comprender el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en la transformación de la administración pública de nuestra región durante los últimos años. No considerar el cambio generado por el factor tecnológico afectaría la comprensión de la gestión pública, incluso de las políticas públicas.

El uso de las tecnologías en la administración pública busca aumentar la eficiencia y la calidad de los servicios públicos que se proporcionan a la ciudadanía, la cual exige una mayor respuesta, transparencia y participación ante la insuficiencia de la cobertura, oportunidad y facilidad para obtener esos servicios. Las TIC sirven para mejorar las organizaciones del Estado. Por eso se afirma que son instrumentales y objeto en sí mismas, incluso que ayudan a la dinámica del poder en el manejo de la colaboración y el conflicto.

La interacción entre ambos campos no ha sido nueva, su evolución nos muestra las diferentes caracterizaciones en el tiempo. En las últimas seis décadas la evolución de la administración se explica cada vez por la relevancia y capacidad de adoptar el factor tecnológico. Pero las organizaciones no son similares, la más evidente diferencia se da entre las organizaciones privadas con respecto a las públicas; estás presentan, como bien se afirma, una mayor complejidad.

Se puede decir incluso que las organizaciones públicas presentan diferentes grados de madurez administrativa y experiencias en su gestión tecnológica, según la importancia que tenga para una determinada política pública y su reflejo prioritario en la asignación presupuestal. Las administraciones públicas hacen cuantiosas inversiones en tecnología como una herramienta de las políticas públicas que debe ofrecer una rentabilidad social. El uso de las TIC puede generar eficiencias presupuestales que otorguen nuevos márgenes ante las restricciones financieras que enfrenta el Estado. Cito:

En definitiva, la complejidad de lo público se resume en su relación con entornos políticos en los que el valor económico debe complementarse con la generación del valor público o social en las iniciativas desplegadas. Fin de la cita.

Otro aspecto a destacar es que en diversos campos de estudio los análisis se hacen a partir de realidades diferentes. Este libro busca superar dos carencias: la falta de análisis sobre las TIC y la administración pública, que se ha centrado en casos y problemáticas de países del mundo anglosajón, y la falta de literatura en español.

La tecnología normalmente está diseñada en el extranjero, pero ha surgido en nuestra región un creciente número de profesionales técnicos con diferentes especialidades. Cito:

El personal informático y de gestión tecnológica de las administraciones públicas ha aumentado de una manera exponencial, dando lugar a lo que se denominado ‘infocracia’. Fin de la cita.

Las competencias que se deben desarrollar en torno a las TIC y su gestión en la administración pública son un abanico diferenciado, con múltiples grados de especialización, lo que implica reunir diferentes conocimientos y habilidades para saber hacer. Estos especialistas de las TIC, como se afirma en el libro, han reunido nuevos poderes discrecionales, se han convertido en una nueva élite directiva y técnica que coexiste con la burocracia tradicional. Pero a veces no existe un conocimiento o comprensión sobre la otra dimensión, la organización de la administración pública o los recursos tecnológicos.

En este sentido, el libro está dirigido a académicos e investigadores, profesionales técnicos, directivos técnicos, responsables políticos, consultores y expertos tecnológicos, estudiantes y público en general. Se reconoce la creación de una comunidad epistémica agrupada en el estudio del gobierno digital o gobierno electrónico, sugerido por diversos autores (Heeks y Bailur, 2007; Rana et al., 2011; Wahid, 2012), y dedicada a una diversidad de temas relacionados con la gestión y las políticas públicas en torno a las TIC en la administración pública; algunos de esos temas se presentan en esta obra.

Con la expansión acelerada de la convergencia tecnológica y el internet, es necesario seguir investigando. El campo de estudio del gobierno digital ha integrado diversos enfoques disciplinarios que requieren metodologías y marcos conceptuales y teóricos que ayuden a la descripción y comprensión de un fenómeno socio-técnico complejo; que contribuyan a explicar los impactos positivos y negativos que genera la introducción de las TIC en la administración pública.

Se resalta en el libro que “hay pocos esfuerzos sistemáticos por brindar guía o recomendaciones prácticas para los diseñadores y analistas de política públicas”. Y también se reconoce que aún existen retos para fortalecer este nuevo campo de estudio. Cito:

la desconexión entre el conocimiento generado desde la investigación y la práctica del gobierno digital. […] [Que] existen muy pocos estudios que tratan de analizar tanto la oferta y demanda del gobierno digital. […] [Y que] no existe un marco teórico integrador que se haya aceptado ampliamente. Fin de la cita.

4. Propósito ulterior del libro

Es importante destacar la razón de ser de las TIC en la administración pública. Cito:

La incorporación de las TIC’s en las administraciones públicas no debería olvidar que el objetivo final es mejorar la calidad de vida de las personas, a quienes se debe orientar en todo momento la acción pública. Fin de la cita.

La interacción entre las TIC y la administración pública ha sido llamada gobierno electrónico o e-Gobierno, que con la aparición de las redes sociales y los datos abiertos generará una forma innovadora de colaboración co-creativa. La oferta de datos de la administración pública, respetando los datos sensibles de las personas, puede crear una nueva demanda ciudadana. Pero como se apunta en la parte introductoria del balance del libro, aún hay puntos desconocidos en aspectos esenciales del gobierno electrónico. Este libro trata de poner algunos de esos puntos a discusión para contribuir a la construcción de una agenda del tema.

La visión correcta en el uso e instrumentación de las iniciativas a partir de las TIC es mejorar la vida de las personas sin caer en una dependencia tecnológica, reducir la brecha tecnológica, que no crezcan las desigualdades sociales y que grandes segmentos de población puedan vivir con dignidad. Esto no será posible mientras el acceso a la conectividad no llegue a todos rincones del país. Si todo esto no sucede, la pobreza que se abata con otras medidas, será lamentablemente ampliada por la falta de inclusión digital.

5. Reflexiones finales

Al revisar y releer esta obra que hoy se presenta, me surge una serie de reflexiones que quisiera compartir con ustedes. He observado desde hace años una tendencia en el uso de las TIC que sigue siendo vigente, y ahora con nuevo énfasis.

¿Cuál es la ética detrás del desarrollo y uso de las tecnologías? ¿Qué ofrecen las TIC en los campos de la ciencia, la democracia, el bienestar, la cultura y, por supuesto, la administración pública para atender a su razón de ser: los ciudadanos?

Es una discusión añeja pero viva sobre el papel del uso y consecuencias de la tecnología y el grado de neutralidad de sus aplicaciones. Tres ejemplos:

  • Eli de Gortari, en su historia de la ciencia y tecnología del país, escrita a mediados de la década de 1960, señala dos grandes preocupaciones sobre los avances científicos: la primera, las implicaciones de uso en el desarrollo de las armas atómicas en plena guerra fría; y la segunda, las implicaciones de la inteligencia artificial, que pudiera quitar al ser humano la posibilidad de pensar y que las máquinas tomaran las decisiones por nosotros.
  • A partir de una conferencia en Schloss Waldersee, un centro de reunión de la élite académica de Alemania, Rob Riemen reseña, en su reciente libro, la preocupación sobre los adeptos tecnológicos, como Ray Kurzweill, al que calificaron como tecnoevangelista por creer “que el crecimiento exponencial de la tecnología hace posible una fusión entre los seres humanos y las computadoras y otros dispositivos”.
  • También nos encontramos con legitimas preocupaciones sobre el futuro del uso de la ciencia y la tecnología en el rediseño genético de los seres humanos. Yuval Harari advierte que la biotecnología y el uso intensivo de la capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos pueden hacer posible, gracias al esfuerzo del hombre-Dios, la existencia de un nuevo tipo de seres humanos: uno que, según su capacidad financiera, podría vivir muchos años más.

Estas preocupaciones, válidas, palidecen ante nuestro rezago tecnológico, la brecha en la conectividad y la suficiente necesidad de seguir incorporando la tecnología a la administración pública. Siguiendo a Thomas Mann, la cultura y la política nunca deben separarse; tampoco, diría yo, la tecnología. Sobre todo, si cada vez dependemos más de ella. Las máquinas no pueden permanecer como cajas negras que instalemos acríticamente en nuestros grandes centros de datos o en aquellos centros que renta una parte de la Administración Pública.

Una reflexión final que me permito dejar en forma de pregunta: ¿qué tan preparados están los entes públicos globalizadores, los responsables de la política pública de las TIC y en general el gobierno, en sus tres niveles, para comprender, guiar, instrumentar y explotar de mejor manera las TIC? Es ahí donde Infotec puede y debe apoyar a los procesos complejos de instrumentación con una responsabilidad profesional que nos da la experiencia de ser un centro de servicios tecnológicos y al mismo tiempo un centro público de investigación.

Finalmente, los invito a leer la obra que presentamos, es el resultado de un esfuerzo de colaboración y apoyo institucional.

Gracias por su atención.

Nota: Participación del Dr. Téllez durante la semana de presentaciones del Fondo Editorial Infotec 2017.

Datos de contacto

Área de Comunicación Social - Tel: 5624 2800 ext. 2503 - infotecomunica@infotec.mx